Todo está bien

Todo esta bien portada

Tusquets. 2015

Aunque tiene apariencia de novela, en realidad es una gamberrada. Y se puede leer como un chiste. Pero un chiste con mala baba, de ésos que te dejan el rictus de la sonrisa descompuesto, como manchado de hiel. En realidad es un desahogo, donde me he permitido el despotrique al rebuznar sobre cuestiones que sacan lo más cafre de mí: el periodismo, la política, las redes sociales, la precariedad laboral. Durante el proceso de escritura, sentí el mismo pálpito que cuando comencé a escribir mi primera obra, hace ya veinte años: la sensación de estar tocando formas nuevas, de estar descubriendo estancias desconocidas, y al mismo tiempo la sensación de volar.

Uno da siempre lo mejor de sí en cada novela. En esta he dado lo peor de mí: la víscera, el despojo, todo aquello que me arde en las entrañas y que necesitaba arrojar de mí mismo.

Eufórico por una nueva victoria de su partido en las elecciones autonómicas, Olegario García Redondo, consejero de Fomento y Vivienda en su comunidad, sale a celebrarlo. No imagina que, desde esa misma noche, y hasta el momento de la investidura del nuevo equipo de gobierno, su existencia se convertirá en un infierno. Su aparente vida acomodada irá resquebrajándose hasta el paroxismo, dando al traste con sus aspiraciones de mayor poder. En su precipitado descenso jugarán un importante papel Mila, una prostituta que no es lo que parece; Salvita, un proxeneta politoxicómano que sólo entiende el lenguaje de la violencia; Ultramemo, tuitero y bloguero con miles de followers y toda una referencia nacional en el arte del planking; Mojamé, inmigrante ilegal que se busca la vida con el menudeo tecnológico; o Paquito Almería, un veterano periodista que vive entregado a su oficio como un sacerdocio.

Una trepidante concatenación de acontecimientos que conectan las altas esferas con los bajos fondos. Una historia que esconde una aguda reflexión sobre asuntos candentes de nuestro tiempo, como la corrupción política, el auge de las redes sociales o la crisis del periodismo, como pocas veces se ha contado en la literatura reciente. Todo está bien es la revelación de un magnífico narrador que nos invita a observar el presente desde una mirada fresca, crítica y desvergonzada.

Link a la página del libro en la editorial Tusquets.

One comment

  1. RAMON ORTIZ BENJUMEA

    He disfrutado con ” todo va bien” y ” la gran ola”. Te he descubierto a traves de una entrevista en la SER.Me he bebido de un trago corto estas dos obras, y ahora la estoy releyendo a sorbos muy lento saboreando las imagenes graficas, y la unión de las palabras, como si de un ” amontillado” se tratara, sorbo a sorbo. Enhorabuena

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>