28F, la chispa de la vida

Coca-ColaSiempre que hablamos de patrimonio apelamos a elementos que ocupan un espacio más allá de lo material. El patrimonio, etimológicamente, tiene que ver con la herencia que recibimos, una herencia que, cuando nos referimos a cultura, apela a intangibles que están en el inconsciente colectivo. Patrimonio entronca con patria, y no es casual porque ambos conceptos comparten la misma raíz latina, en la que patria es patris, la tierra paterna, la que nos ve nacer, crecer y configurarnos como sujetos.

Pero es mentira que el patrimonio sea inamovible y que se mantenga invariablemente igual a lo largo del tiempo. Lo saben muy bien los arquitectos: los procesos de rehabilitación del patrimonio histórico implican condicionantes subjetivos que introducen dosis de interpretación, lo que ha derivado, no pocas veces, en proyectos de rehabilitación desenfocados, cuando no desastrosos, en los que la obra rehabilitada resultante acaba pareciéndose muy poco a la obra originaria por rehabilitar.

El patrimonio ideológico no es ajeno a la interpretación e, incluso, al latrocinio. Un ejemplo paradigmático es el ‘andalucismo’ como opción política. La forma en que la ideología andalucista se ha ido vaciando de contenido y rellenándose de nueva sustancia es digna de estudio: a ojos de un adolescente que no esté familiarizado mínimamente con el franquismo y la Transición, Blas Infante le resultará tan socialista o más que el propio Pablo Iglesias. Nunca existió realmente una batalla ideológica frontal entre el Partido Andalucista y el PSOE andaluz: la estrategia fue la de la serpiente que va arrancándole suspiro a suspiro el aliento al indefenso ratón. El indefenso ratón, en cualquier caso, nunca demostró valor ni coherencia para imponerse; en esta actitud residen buena parte de los reproches por la inexistencia en Andalucía de un partido nacionalista solvente y con carácter.

En el saqueo ideológico juega un papel fundamental la comunicación. En este sentido, es del todo meritoria la capacidad desplegada por el PSOE andaluz para fagocitar y absorber totalmente la marca “Andalucía”. Redefinida como una marca fuertemente asociada a la entidad que la gobierna. Andalucía es igual a Junta de Andalucía, una aberración conceptual y el sueño de todo estratega del marketing: absorber todo el target, devorar al cliente y abrigarlo bajo un único y exclusivo paraguas. Es como si todos los bebedores de refrescos consumieran Coca-Cola, como si todos los deportistas usaran zapatillas Nike. Andalucía es Junta de Andalucía, y el paraguas es el parapente que uno identifica inmediatamente con la región.

junta2Este proceso de vaciamiento conlleva también no sólo la redefinición de los símbolos y la reinterpretación de la Historia, sino también la modificación de los ritos. Uno de los más señalados es la celebración del día 28F, el Día de Andalucía.

La nueva campaña de la Junta de Andalucía para promocionar la efeméride es, como todo este caso de vaciamiento ideológico, digna de estudio. No vamos a entrar en el enfoque reivindicativo que el PSOE andaluz quiere dar a este día. Nos centramos únicamente en la campaña. A cualquier oyente mínimamente avispado le resultará evidente la asociación entre el eslógan “28 F Juntos podemos hacerlo” y la marca ‘Junta de Andalucía’. En realidad no hace falta ni ser avispado: la usurpación adquiere tintes rayanos en la zafiedad y la grosería, sobre todo cuando, en algunas de las cuñas radiofónicas, la locutora apela a la condición femenina para forzar la asociación entre “Juntas (podemos hacerlo)” y “Junta de Andalucía”.

JuntaAndalucia

 

Como profesional de la comunicación, debo reconocer que lo logrado por la Junta de Andalucía con el saqueo del patrimonio ideológico andaluz es digno de mérito por lo que respecta a la efectividad. Tengo mis reservas en cuanto a la elegancia y el buen gusto de la estrategia: el tono, el mensaje y la transparencia de la intencionalidad resultan más propias de un tendero.

Como ciudadano, ya es otro cantar. Intento buscar alguna fiesta que me la traiga tan floja como el 28-F. Es tanta la indiferencia que ni siquiera me produce animadversión.

Lo han conseguido. Todo el mundo bebe Coca-Cola. Lástima que esté tan ida de gas que a casi nadie le apetezca probarla.

3 comments

  1. Kolmogórov

    La Cocacola como refresco, en mi opinión, es insuperable. Ojalá la marca Andalucía copara el mercado por las mismas razones, por méritos propios.

    Uno, poco avispado, tiene asociada la marca España a un bando, y la marca Andalucía al otro. He oído discusiones tan estúpidas como debatir si se es antes andaluz o español. Cosa, por cierto muy triste. A ver si el ‘furmbo’ sirve de una vez para algo y ayuda a romper estos vicios mentales. Lo que falta por estas maravillosas tierras es un poquito más de consciencia. Con eso debería de bastar.

    Por muy repelente que resulte la marca Andalucía, hay que hacer un esfuerzo de voluntad en recordar que es nuestra tierra, y que la tierra no tiene ideología; es algo millones de veces más fundamental y auténtico que las ideologías.

    Se me ocurre comparar Andalucía a otra marca muy repelente: la Iglesia Católica. Una migo mío apostató porque, en sus palabras, no quería pertenecer a una organización donde mandar el papa y esos obispos y patatín patatán. Le contesté que por suerte o por desgracia me bautizaron, y que soy tan iglesia como el mismo papa. Aunque no vaya más que de entierro en boda. Así pues, que se vaya el papa, porque la iglesia soy yo. Esa es la toma de conciencia que conviene en esta comunidad y en todo el país: Andalucía somos nosotros; España somos nosotros, y hasta el puñetero gobierno, en democracia, también somos nosotros. Si no gobernamos, se lo repartirán los ladrones de turno, disfrazados de rojo o de azul.

    En fin, los políticos fundamentan sus estrategias sobre el supuesto de que el votante es tonto de capirote. Lo peor de todo es que les funcionan…

    Un saludo.

  2. k

    Aloha,
    Daniel, una vez expresaste estas palabras: “Hay que tomarsela en serio”. Referias a responder al hacer electricidad y expresar tu opinion con relación a lo que tus lectores leemos en tu blog.

    Juntar Palabras. En tu juntar palabras si fuera la situación darte una nota, un grado, calificar o juzgar tu juntar palabras, en mi juzgar de mi recibes un 100, un súper extraOrdinario EXCELENTE. Un 100+

    Tu lo sabes, puedes conmover mis entrannas, puedes hacer turbulencia en mi cerebralidad, puedes porque soy yo quien reacciona y siente lo que expresas. Mi empatía hace que reacciono a tu sensibilidad.

    Si califico tu mercadotecnia, tu empatia en tu arte o tu negocio ;-DDD ( your business, your marketing) mi nota, mi grado a tu razonar como autor, seria un CERO. Asi soy yo y es posible por esto mismo entiendo a ti.

    Soy cero pero soy cero en VENDER mi arte, mi ocupación, no soy hombre de negocios de negociar, de ver que saco en duros, en pesetas, en dólares. NO, no soy así.
    Puedo prostituirme sin ser pagado.

    Siento con frecuencia que recibo mi salario porque mis alumnos pagan por mi éxtasis, mi placer en hacer lo que amo y siempre hago consciencia de entregar mas de mi en mis horas de clase. Pagas una hora a mi y es mi gusto entregar a ti 2, 3, 4 horas o mas sin pago.

    Son mis alumnos quienes dicen tener “pendientes, ocupaciones, compromisos, actividades que hacer”.
    Ellos son quienes en ocasiones tienen un reloj para que yo observe que la HORA ha terminado.
    Peor para ellos. Asi lo decía Salvador Dali. Peor para ellos.

    Tienes mucho que compartir con nosotros y tienes mucho para sacudir nuestro plexus solar, nuestra corteza cerebral, nuestra amígdala, nuestro hipotálamo. Harias MAS si sintieras la ansiedad o necesidad de hacer impulso eléctrico a nuestros sustantivos, adjetivos, nuestros adverbios, nuestras comas, o signos de admiración, el tono de nuestra inocencia o nuestras experiencias.

    Sorprendo y no doy crédito a mi cerebro cuando por días y noches puedes hacer que yo use mi vivir en sentir, comprender y estudiar tu bello arte y tu tu tal vez tienes mucho que solver o resolver con lo que es que sea tu situación actual en tus vivires.

    Como artista eres todo, como vendedor de tu arte habría que compartir un lema que aquí vivimos. TIME IS MONEY. Sigo leyendote porque ya no podría ignorarte, Por ahora puedo leerte porque puedo usar minutos contigo o puedo usar horas. Algun día, uno nunca sabe, tendre que hacer mas de mi arte y ser pagado mas y no tendría el tiempo para leerte.
    Igual son otros muchos blogs en Espanna. Este síntoma es para ser estudiado. ;-)

  3. Eulate

    ¿Y si nunca existió ese patrimonio? ¿Y si Blas Infantes fue un rescate compuesto y excesivo porque había que buscarle un padre a la criatura? ¿Y si el andalucismo fue un invento político y una identidad impostada porque teníamos que ser iguales o, al menos, no menos que los vascos y que los catalanes? ¿Y si de aquel arrebato primario de desagravio han ido viviendo los vividores y aún intentan mantenerlo activo para no perder sus sueldos, sus negocios y sus canonjías? El andaluz nunca fue andaluz, era, y es, español y gaditano o español y malagueño o español y de la apartada Almería, y cada provincia contra su vecina y las otras siete contra Sevilla. Andalucía era una región, un agrupamiento geográfico que ahora es el territorio de la Junta, de la omnipresente e ineficaz Junta que para seguir medrando se arroga unos sentimientos que nunca nos hemos tomado en serio, que nos no interesan y, como bien dices, nos la trae bien floja; aunque a ellos, mientras les sirva el cuento, también.

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>